Felicidad (Enfermedad de Dios) – Cap. 1

Por: Aida Méndez García Capítulo 1: Un iluso y un infeliz —¿León? Una voz femenina consigue que abra los ojos y me despierte, acurrucado como estaba en el asiento trasero de un ostentoso vehículo de asientos negros. Parpadeo varias veces y enfoco la vista, bostezando, y todavía siendo víctima de un horrible ataque de sueño.... Leer más →

Anuncios

Felicidad (Enfermedad de Dios) – Prólogo

El dolor de un chico Por: Aida Mendez Mis tripas están cada vez más revueltas. Puedo sentirlas. Se mueven en mi interior, laten, arden y se estremecen. Me encojo sobre mí mismo y, cuando lo hago, todos mis huesos tiran de sus respectivos músculos. Crujen, y mis tendones lloran, a modo de descargas dolorosas, para... Leer más →

Encuentro

Por: Hernán Marcelo Ferrari Miguel volvía invariablemente a Los Nobles luego de sus viajes laborales. Poco le importaban los contratiempos que imponían la distancia con Buenos Aires y las caprichosas frecuencias de ómnibus que transformaban cada vuelta en un acto de fe. Siempre estaba de regreso, buscando cobijo en el entramado de calles de tierra... Leer más →

Cuestión de costumbre

Por: Jessicka Torres Morales «Algo tiene que cambiar», se dijo mientras veía a través de la ventana el carro que se acercaba. Contó diez segundos y la bocina sonó exactamente tres veces. El cielo se volvió gris, amenazando tormenta, y él apareció: —Hola, querida, ¿qué tal tu día? —El mismo traje oscuro, el mismo portafolio negro,... Leer más →

Diecisiete rosas

Por: Ana Isabel González Peixoto Está sentada frente a él, su espalda se amolda en perfecta armonía a la madera de haya del respaldo de la silla. Es cómoda y robusta. Lucía mira de un lado a otro el local; a simple vista es elegante. Puede apreciar perfectamente que han tratado de darle un aire... Leer más →

El canto del gallo

Por: Mónica Gómez De Olea Accésit en el XVII Premio internacional de relato breve Julio Cortazar 2015 - Universidad de La Laguna 2015. Cada mañana lo mismo. Nos despertamos al amanecer, hasta hace un tiempo, espabiladas por el canto del gallo y en estos días, por el hábito hecho en el cuerpo. Ambas hemos educado... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora