El azote

Por: Hernán Marcelo Ferrari Relato presentado en la Convocatoria III Concurso de Historias del viaje del Club de Escritura de Fuentetaja en donde obtuvo la mención especial del jurado por su calidad. A Carlos González le gustaba el gimnasio de don Arévalo. Le gustaba porque se reconocía entre sus paredes descascaradas por el paso del tiempo, y por las... Leer más →

Anuncios

La aldea

Por: Ana Isabel González Peixoto Relato participante en la convocatoria Relatos sobre la despoblación del Club de Escritura Fuentetaja donde obtuvo la mención especial del jurado por su calidad. Las ventanas de la verdad se abren de vez en cuando a la vida: airean historias que nunca se han contado, desvelan sufrimientos, anhelos, sueños que no... Leer más →

Celtamor

Por: Roberta Parisio Roberta Parisio ha ganado el premio al Mejor Lector en las convocatorias Café Madrid de proyectos de novela 2018 e Historias del Trabajo III del Club de Escritura Fuentetaja al demostrar una gran capacidad para comprender los textos y brindar acertadas sugerencias que apuntan a la mejora de los mismos. "Roberta señala los aciertos de los textos,... Leer más →

Felicidad (Enfermedad de Dios) – Cap. 1

Por: Aida Méndez García Capítulo 1: Un iluso y un infeliz —¿León? Una voz femenina consigue que abra los ojos y me despierte, acurrucado como estaba en el asiento trasero de un ostentoso vehículo de asientos negros. Parpadeo varias veces y enfoco la vista, bostezando, y todavía siendo víctima de un horrible ataque de sueño.... Leer más →

Felicidad (Enfermedad de Dios) – Prólogo

El dolor de un chico Por: Aida Mendez Mis tripas están cada vez más revueltas. Puedo sentirlas. Se mueven en mi interior, laten, arden y se estremecen. Me encojo sobre mí mismo y, cuando lo hago, todos mis huesos tiran de sus respectivos músculos. Crujen, y mis tendones lloran, a modo de descargas dolorosas, para... Leer más →

Encuentro

Por: Hernán Marcelo Ferrari Miguel volvía invariablemente a Los Nobles luego de sus viajes laborales. Poco le importaban los contratiempos que imponían la distancia con Buenos Aires y las caprichosas frecuencias de ómnibus que transformaban cada vuelta en un acto de fe. Siempre estaba de regreso, buscando cobijo en el entramado de calles de tierra... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora